viernes, 3 de marzo de 2017

India admite desconfianza en Bolivia tras lío con Jindal



El gobierno de India reconoció que se mantiene aún la desconfianza de Bolivia hacia ese país, luego del proceso de arbitraje entre la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y la empresa india Jindal Steel & Power, lo que dificulta la inversión que quiere ese país en el nuestro, aunque dijo que existían avances para mejorar las relaciones.

“Tenemos interés en invertir en Bolivia. Lamentablemente, en los últimos años hemos tenido problemas con el asunto de Jindal. Esto ha creado un poco de desconfianza. Pero luego de mis reuniones, creo que el Gobierno boliviano está muy dispuesto a solucionar el problema”, manifestó el embajador de la India en Bolivia y Perú, Sandeep Chakravorty, tras su visita a Bolivia, la anterior semana.

En ese sentido, señaló que se había reunido con el Ministerio de Justicia y la Procuraduría General del Estado de donde había “recibido la propuesta del Gobierno boliviano para solucionar el problema”

“Voy a comunicarme con la empresa india y esperamos llegar a un acuerdo que sea aceptable para ambas partes, porque tener una acuerdo que no es aceptable o que genere más conflicto, no vale la pena”, añadió el diplomático que tiene su sede en Lima, Perú.

India está interesada en construir el segundo satélite de Bolivia. Para ello, el embajador Chakravorty se reunió con la Agencia Boliviana Espacial (ABE) para considerar una visita al país asiático.

De la misma manera, espera desembolsar créditos a empresarios privados del sector del transporte y de manera conjunta, dar créditos al sector empresarial, a través de las entidades financieras del país, con tasas de entre 7 y 8%.

El 2007, Jindal Steel suscribió un contrato con la ESM para explotar el yacimiento de hierro del Mutún en el departamento de Santa Cruz. El 2010 la ESM ejecutó las boletas de garantía de Jindal, de $us 18 millones. Jindal presentó una demanda arbitral en contra de la ESM ante la Corte de Comercio Internacional (CCI), con sede en París, en Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada