jueves, 26 de abril de 2018

Proyecto Mutún Siderúrgica contrata tecnología mexicana

La Empresa Siderúrgica del Mutún suscribió el contrato para provisión de tecnología con la compañía mexicana, HYL Techlologies.

El Gobierno aprobó recientemente un millonario crédito chino para la construcción de la planta del Mutún, valorada en cerca de 500 millones de dólares.

El Hierro de Reducción Directa, (mejor conocido por sus siglas en inglés como DRI), es un material metálico virgen que se obtiene de la reducción directa del mineral de hierro, utilizando gas natural como fuente primara de energía y gases reductores, explicó el representante de la compañía mexicana, Pablo Duarte.

Esta declaración antecedió la firma del documento que concedió la licencia de uso de la tecnología de reducción directa de minerales de hierro.

De acuerdo con la explicación, el referido material permite la manufactura de aceros de la más alta calidad y las compañías siderúrgicas más exitosas a nivel mundial producen y usan DRI para una producción más económica y eficiente de aceros de cualquier calidad en hornos eléctricos.

El uso de su tecnología es utilizado en varias industrias a nivel mundial y ahora lo hará la siderúrgica del Mutún. La empresa mexicana proporcionará capacitación al personal boliviano.

La HYL Technologies proveerá la tecnología, así como asistencia técnica y capacitación a la compañía Siderúrgica del Mutún a través de la china Sinosteel Equipment & Engeering, que construirá la planta.

La misma tendrá una capacidad de producción de 150.000 toneladas año de hierro esponja; el cual será insumo principal para la producción de acero.

martes, 24 de abril de 2018

Mutún

Mucho se ha dicho y escrito sobre este proyecto siderúrgico calificado como "elefante blanco" en el siglo pasado y visto con recelo en tiempos actuales cuando la persistencia del gobierno actual de reflotarlo, llevó a conseguir financiamiento para implementarlo aunque en una escala muy lejana de la idea original. Muchas veces expresé mis opiniones sobre el proyecto en esta columna, el lector acucioso puede acudir a mi libro "De oro, plata y estaño" (Plural Editores 2017) para interiorizarse de las mismas. Ahora quiero puntualizar algunos criterios que estimo son importantes y se deben tomar en cuenta si se quiere que este intento llegue a ser algo más que una anécdota y un intento válido aunque modesto de empezar la siderurgia en las tierras bajas del país.

Si este proyecto no se concretó antes fue por factores desfavorables como la ubicación del yacimiento en el centro del subcontinente, lejos de las costas y mercados de ultramar, el bajo contenido de hierro en el mineral (51,3% de Fe del mineral primario o Jaspilita, 46-54 % Fe del secundario o Canga) por debajo de los requerimientos del mercado y que obliga a considerar una etapa previa de concentración del mineral, lo cual conlleva un costo adicional de operación y por último la carencia de infraestructura de transporte, instalaciones portuarias, energía eléctrica, gas, carbón (Pág. 300 del libro).

En segundo lugar hay que considerar la competencia de países que ya tienen acerías en la región, para hablar del vecindario Brasil tiene siete complejos metalúrgicos, Argentina cuatro, Perú dos y Uruguay uno (Pág. 229), todos muy cercanos a la costa y/o a vías fluviales. La oferta de acero y productos intermedios satisface la demanda de la región y en productos acabados hay una tremenda competencia de productos asiáticos y europeos. Por último, las consideraciones medioambientales, Mutún está muy cerca de un privilegiado ecosistema, el Pantanal, que obligará a un costoso monitoreo y control del sistema hídrico.

Ahora queremos instalar un complejo pequeño con una inversión de $us 422 millones, el cual tratará inicialmente 650.000 ton/año de mineral y producirá 250.000 ton/año de hierro esponja para una miniacería que producirá además, perfiles y alambrón para construcción (Datos de la prensa local); en las actuales condiciones de mercado sería un intento a contramano con el axioma de las economías de escala que asumen que a mayor producción los costos unitarios bajan y son controlables a variaciones de precios de mercado.

Todo es posible sin embargo, si se consideran parámetros sociales y de desarrollo de las regiones que se antepongan al frío cálculo economicista. No hay que olvidar que en los primeros años de la década anterior Eike Batista con EBX Capital Partners propuso una asociación con la Cooperativa de Electrificación CRE para el proyecto siderúrgico Termopantanal, el cual produciría arrabio y hierro esponja (400.000 ton/año en su primera etapa) en un complejo en la zona franca de Puerto Quijarro (Zoframaq) para las acerías de EBX en Brasil y las de Argentina y Uruguay. Esto hacía sentido como proyecto siderúrgico y como negocio por la infraestructura de producción y de transporte de la región. Como se sabe este proyecto se desestimó por el actual gobierno y se expulsó a la empresa con su complejo siderúrgico por razones medioambientales y/o políticas. El mundo da vueltas y estamos hoy iniciando un proyecto similar pero con muchas desventajas. Creo que lo básico, como lo apunto reiteradamente es decidir como país que queremos: hacer negocios mineros e industriales de clase mundial o atender demandas regionales y presiones corporativas a cualquier precio.

lunes, 9 de abril de 2018

Mutún atenderá en primera fase mercado interno

El ministro de Minería, César Navarro, dijo ayer que la futura siderúrgica del Mutún en una primera etapa atenderá la demanda del mercado interno y señaló que aún no se tiene pensado efectivizar exportaciones hasta que se pueda ganar experiencia.

En declaraciones en el canal estatal y Radio Patria Nueva perfiló las necesidades que se tienen en el país en materia de construcción civil.

Navarro detalló que ese proyecto consiste en la construcción de un complejo con plantas de concentración, de reducción directa con gas natural, de aceración, laminación con 194 mil toneladas, generación de oxígeno, aire comprimido, de tratamiento de agua, de generación eléctrica en base a gas, piscinas de sedimentación y tratamiento de escorias.

CRÉDITO CHINO

Según se conoció la semana pasada, la inversión de $us 396.1 millones otorgados vía crédito por el Eximbank de China y un aporte local de 69,9 millones de dólares,

generará –al menos– 1.500 empleos directos y 3.500 indirectos, por la magnitud del complejo industrial.

“Vamos a desarrollar el ciclo de la cadena productiva con la acería en nuestro país y en la provincia German Bush, con impacto para sus tres municipios”, agregó la autoridad ministerial.

La ley promulgada por el presidente Evo Morales autorizó el financiamiento suscrito entre el Banco de Exportaciones e Importaciones de China (Eximbank) y el Gobierno por un monto de más de 466 millones de dólares.

martes, 3 de abril de 2018

Presidente Morales promulga ley que aprueba crédito para construir la Planta Siderúrgica del Mutún



El presidente Evo Morales promulgó hoy, en el salón Chiquitano de la Fexpocruz en Santa Cruz, de la Sierra, la Ley que aprueba el Convenio de crédito preferencial para financiar la ejecución del “Proyecto Planta Siderúrgica del Mutún”.

“Gracias a la participación del pueblo cruceño y nuestros técnicos hoy se garantiza la inversión para la industrialización del acero”, señaló el Presidente a tiempo de resaltar que la situación de estabilidad política y económica del país es la que permite al Estado acceder a créditos para inversiones, según boletín de prensa del ministerio de Minería.

“Vamos bien económicamente, y como vamos bien es posible garantizar estas inversiones”, dijo el Presidente.

Por su parte el ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro Miranda, aseveró que el proyecto se constituirá en un factor de desarrollo importante para la región y sobre todo para 19.829 personas que viven en el municipio de Puerto Suarez, de la Provincia Germán Busch, en el Departamento de Santa Cruz.

“Por primera vez en la historia de la minería del país vamos a desarrollar el circulo de la cadena productiva de la acería”, resaltó Navarro.

El Ministro también destacó que el contrato contempla la garantía de funcionamiento, calidad del acero y capacitación de recurso humano boliviano.

“La planta siderúrgica no se entregará sólo funcionando, sino funcionando y produciendo, la primera condición; la segunda condición también el que el acero que produzca mañana sea de alto nivel de competitividad, de calidad A; y la tercera condición que cuando termine la construcción y la puesta en marcha, en 30 meses, se deben quedar un año para garantizar el correcto funcionamiento y la producción de la planta siderúrgica del Mutún; y por último que también es parte del contrato, es que mientras dure el proceso de construcción, implementación y puesta en marcha, bolivianos y bolivianas serán especializados en diferentes plantas siderúrgicas en China. Ellos serán los responsables de hacerse cargo de la producción, la dirección de este importante proyecto”, explicó el Ministro.

La Planta cuenta con un aporte del Estado y un crédito externo del Eximbank, del total del costo de la planta que será de $us 466.040.000 (cuatrocientos sesenta y seis millones cuarenta mil dólares), $us 396.134.000 (trecientos noventa y seis millones, ciento treinta y cuatro mil dólares) serán del crédito del EXIMBANK y $us 69.906.000 (sesenta y nueve millones, novecientos seis mil dólares) del Tesoro General del Estado.

La Planta Siderúrgica tratará 650.000 toneladas métricas al año (TM/año) de mineral bruto, obteniéndose 414.000 TM/año de concentrado; para luego obtenerse 400.000 TM/año de Pellets, obteniéndose 250.000 TM/año de Hierro esponja y finalmente 194.000 TM/año de hierro de construcción.

Gobierno garantiza $us 466 MM para industrializar el mutún



El presidente Evo Morales promulgó ayer la ley que garantiza el financiamiento de $us 466 millones para la ejecución del proyecto siderúrgico en el Mutún, ubicado en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz. El proyecto, que generará más de 1.500 empleos directos, estará concluido en 30 meses y lo desarrollará la subsidiaria de Sinosteel Co. en Bolivia, Sinosteel Equipment&Engineering.

El Jefe de Estado destacó, en el acto efectuado en el salón Chiquitano de la Fexpocruz de la capital cruceña, que la planta siderúrgica es producto de la capacidad de inversión y endeudamiento que tiene Bolivia. Dijo que el proyecto producirá 194 mil toneladas de acero de calidad para cubrir la demanda del mercado interno en diferentes sectores, como la construcción e industria, entre otros.

“Es un día para no olvidar, garantizando la inversión para la industrialización del hierro; especialmente Puerto Suárez sabe muy bien tantas dificultades que pasamos en este tiempo”, señaló Morales.

La firma del contrato con la china Sinosteel se consolidó luego de dos intentos fallidos; primero con la compañía privada brasileña EBX (2000) y luego con la firma india Jindal Steel & Power Limited (2007).

La explotación e industrialización del yacimiento de hierro está a cargo de la estatal Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), que en la actualidad comercializa el mineral dentro y fuera del país.

Según el Gobierno, del total de inversión ($us 466 millones), el Eximbank de China financiará —mediante un crédito preferencial— $us 396 millones, que cubrirá el 85% de los recursos, mientras que el Estado, con recursos propios, asignará el restante 15%, que representa $us 70 millones.

El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, explicó que el contrato con Sinosteel establece la construcción de una serie de subplantas: una de concentrados, otra de peletización, una de reducción directa con gas natural, otra de aceración, otra de laminación con capacidad de 194 mil toneladas por año, de generación de oxígeno, de producción de aire comprimido, de tratamiento de agua procesada, de generación eléctrica y obras complementarias como gasoductos, acueducto del río Paraguay de 105 kilómetros, laboratorios de control de calidad, talleres de mantenimiento mecánico, entre otros.

Remarcó que el consorcio debe entregar el proyecto en 30 meses. Asimismo, se estableció en el contrato que el acero debe ser altamente competitivo con otros en el mercado, además de acompañar el funcionamiento de la siderúrgica por un año con la capacitación de personal boliviano.

“El proyecto será dirigido por bolivianos”, declaró Navarro.