lunes, 18 de mayo de 2015

Como resultado de la explotación de hierro en el Mutún y la necesidad de transportar este mineral a los mercados internacionales para su refinamiento

Como resultado de la explotación de hierro en el Mutún y la necesidad de transportar este mineral a los mercados internacionales para su refinamiento y fundición es que el Gobierno de Bolivia, por intermedio del Ministerio de Defensa y la Empresa Naviera Boliviana (Enabol) dan curso al proyecto “Implementación del empujador/remolcador fluvial (R/E) Multipropósito en el canal Tamengo e hidrovía Paraguay-Paraná”.

Al proyecto de transportar hierro del Mutún también se suma el otro que está referido al proyecto “gasoducto virtual” entre Bolivia y Uruguay por el cual se pretende llevar gas natural licuado (GNL) a ese país a través de barcazas que recorran la hidrovía Paraguay-Paraná, según el portal de noticias terra.com.

Esta realidad obliga al Estado Boliviano tomar la iniciativa y es a través de Enabol que demanda la construcción de los remolcadores y barcazas necesarios, que a futuro se convertiría en el medio de transporte para la exportación de mercaderías y materias primas hacía el océano Atlántico.

De acuerdo con algunos reportes, en la actualidad el transporte en convoyes que llevan 60 mil toneladas, tiene el costo de entre 35 y 40 dólares por tonelada, lo que significa aproximadamente unos 800 mil dólares el costo de llevar mercadería en barcazas por la hidrovía Paraguay-Paraná.

Algunos informes indican que el costo del flete de las barcazas en la actualidad es por la ida y vuelta; esto significa que se lleva hierro y al retorno se trae sigler para las fábricas de cemento. A futuro la idea es transportar úrea proveniente del trópico de Cochabamba y que la misma podría ser llevada hacia la Argentina y Brasil, los principales mercados para este producto.

Para concretar este proyecto es que en fecha 11 de noviembre de 2009 Enabol suscribe el contrato con la empresa coreana General Marine Business (GMV Inc.) representada por Kwak Chong Ho cuyo domicilio legal se encuentra en el 586-2, Seonam-dong, Nam-gu, Ulsan, Corea, el 15 de enero de 2010. El compromiso era entregar provisionalmente el 30 de septiembre de 2010 del material naval contratado. El costo para la fabricación de las 16 barcazas es de aproximadamente 14 millones 400 dólares y deben ser entregados en Puerto Rosario de la República Argentina.

A ellos se suma la construcción de dos remolcadores que fueron contratados en marzo de 2010 cuyo costo aproximado fue de 11 millones 500 mil de dólares. En total Enabol pagó en efectivo a la mencionada empresa coreana la suma de al menos 30 millones de dólares para cubrir el costo de la construcción de este material naval, que lamentablemente a la fecha se encuentran a punto de ser subastadas porque según el Gobierno hubo indicios de corrupción que hicieron que este proyecto se caiga inexplicablemente.

DISEÑOS

EL DIARIO tuvo acceso a las características técnicas que iban a tener los remolcadores y las barcazas a ser construidas por una empresa coreana.

Según los informes, los empujadores para que “operen” en la hidrovía Paraguay - Paraná serían diseñados para Enabol. Uno lleva el nombre de Nandeni el otro se llama INTI, homenaje al dios del Sol.

De acuerdo con las especificaciones técnicas el buque, junto con todos sus aparatos (maquinaria, equipos, tuberías, etc.) se ajusta a la norma de construcción naval coreana para los buques de esta clase.

Asimismo, se sostiene que materiales y aparatos, marcados que no estén especificados en el pliego se podrán comprar desde Corea eligiendo la opción preferida del constructor, en lo que respecta a materiales y aparatos que cumplan con el requerimiento de la Sociedad de Clasificación y el Standard de Calidad.

DIFERENCIAS

La diferencia entre los empujadores y barcazas diseñados y construidos para Enabol con referencia a los que actualmente operan en la hidrovia Paraguay-Paraná es enorme. Además que las especificaciones técnicas “exclusivas” que se hacen referencia están en el contrato para la construcción de estas naves.

Los expertos afirmaron a EL DIARIO que el diseño para todo este equipo naviero se hiso en EEUU, en la cuna de estos empujadores, la compañía Warino COX, porque de acuerdo a las exigencias de Enabol eran precisas y se necesitaba una nave con características de un calado no mayor a los siete pies de profundidad o a los dos metros y diez centímetros que le permitiría navegar el año redondo sin necesidad de “parar la navegación” en época de estiaje o cuando las aguas esta Bajas.

Otra característica, que tienen estas naves, es el “doble fondo” y los compartimientos estancos, que le da un margen mayor de seguridad Cuando hay accidentes o percances ya que bajo las nuevas regulaciones, a partir del año 2015 sólo se permitirá la navegación de naves con doble casco en la hidrovía Paraguay-Paraná.

El doble casco también permite al empujador, realizar reparaciones en el casco por dentro del Barco, ya que existe una separación de 80 centímetros entre los dos cascos lo que permite que un soldador pueda entrar a realizar reparaciones, sin necesidad de sacar a dique seco, lo que cuesta una fortuna.

Los actuales empujadores que operan en la hidrovia Paraguay-Paraná, son naves que tienen más de 20 0 30 años y en algunos casos 50 años de antigüedad, “son adquiridos a empresas que trabajan en el Rio Mississippi en EEUU, en calidad de chatarra”, luego reacondicionados y puestos a operar.

Se informó a EL DIARIO todos los equipos y naves que transitan por la hidrovía Paraguay-Paraná deben cumplir las regulaciones de navegación impuestas por los países que comparten esta ruta fluvial y que está controlada por el Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná (CIH).

jueves, 14 de mayo de 2015

El crédito para la siderúrgica Mutún aún no se concreta



El crédito de $us 409 millones que el Gobierno negocia con un banco estatal de China para financiar el proyecto siderúrgico del Mutún aún no fue concretado, pues se continúa evaluando las tasas de interés para no afectar a la economía del país.

La información corresponde al ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, quien explicó que a este proyecto se articula otro, que es la vía férrea Motacucito-Puerto Busch, de una extensión de 130 kilómetros y que demandará otro monto, con lo que el paquete del crédito de esa entidad financiera estatal llegará a unos $us 600 millones.

“Ya hemos empezado a negociar con un banco estatal chino, vamos a ver cómo evoluciona esto porque, como entenderán, hay temas de tasas de interés que tienen implicaciones para nuestros pagos, en nuestra economía, y hemos empezado una negociación con el banco chino para este efecto”, dijo, tras informar sobre los resultados de su viaje a ese país, junto a autoridades de otros ministerios.

Con base en declaraciones del presidente Evo Morales, el 26 de septiembre del año pasado este diario publicó que China concederá un empréstito de $us 405 millones para la instalación de la primera industria del hierro en el yacimiento del Mutún, en el departamento de Santa Cruz. En esa oportunidad también se indicó que se prevé que la siderúrgica cubra el 60% de la demanda interna de fierro de construcción y que la planta se construirá en dos años.

En ese marco, Morales ratificó que el Estado boliviano se hará cargo de la industrialización del hierro del Mutún con una inversión de $us 405 millones para producir en una primera fase 150.000 toneladas anuales de acero para construcción, lo que cubrirá el 60% de la demanda interna. Y añadió que también se exportará 100.000 toneladas de hierro esponja al año.

Carretera. Orellana anunció que Bolivia y China suscribirán en junio un contrato de crédito para el financiamiento de la construcción de la carretera Rurrenabaque-Riberalta, ubicada en el departamento de Beni, que demandará una inversión que superará los $us 600 millones.

“Uno de los temas importantes que nos ha encomendado el Presidente (para concretar con China) es avanzar en un proyecto importante para nuestro país, que es la carretera Rurrenabaque-Riberalta”, sostuvo, tras señalar que esta vía conectará a la Amazonía con el resto del país.

Para el área de hidrocarburos, complementó que se ha “tenido mucho éxito en garantizar los plazos para el tercer taladro” destinado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Mercado para 3 productos

El Gobierno anunció que prepara la exportación de un primer paquete de tres productos agropecuarios al mercado de China. El anuncio lo hizo ayer el ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, luego de que en los últimos días estuvo de viaje en ese país asiático.

“Hemos tratado con China la exportación de productos agropecuarios. Todavía hay algunas limitaciones fitosanitarias y se está preparando un primer paquete de tres productos para abrir mercados en China. Hay un proceso de tramitación técnica que va a implicar que se hagan visitas de China a Bolivia para poder hacer el cumplimiento respectivo de estos productos y su calidad fitosanitaria”.

Más allá de buscar financiamiento con bancos chinos, Orellana señaló que en su viaje también se avanzó con esa nación para trabajar en un nuevo acuerdo de cooperación y comercio, ya que el que se tiene data de 1986 y requiere de una ampliación. “Hay que ampliarlo en áreas de turismo, tecnología, inversión, financiamiento y otras. Este acuerdo ha empezado a trabajarse en una primera propuesta y estamos dando los primeros pasos”, sostuvo.

Afinan detalles de crédito chino para proyecto Mutún

El proyecto de la siderúrgica del Mutún será financiado con un crédito de un banco de la República Popular de China. El Gobierno informó ayer que la negociación está por buen camino y que sólo se afinan detalles sobre la tasa de interés, años de gracia y comisiones. La obra requiere una inversión de 600 millones de dólares.
"Para el Mutún hay que destinar un recurso de 409 millones de dólares, pero a esto se añade la vía férrea Motacucito- Puerto Bush, de 130 kilómetros, que es un monto adicional, ya hemos identificado a la empresa que financiará, estamos en la negociación con un banco chino, falta definir las tasas de interés, años de gracia. La negociación está por muy buen camino”, afirmó ayer el ministro de Planificación, René Orellana.
La obra incluye la construcción de la planta y de la vía, ambas suman un total de 600 millones de dólares.
Orellana mencionó que ya se tiene identificada a la empresa que hará la inversión, aunque no dio más detalles.
A fines de 2014, el Gobierno boliviano negoció un crédito de 400 millones de dólares con el Gobierno de China para impulsar el proyecto.
Ayer el ministro aclaró que ése monto sólo cubrirá el avance de un 85% de la construcción, por lo que aún se negocia un incremento en la cifra.
A fines de 2014, la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) que opera en el 50% de esa área , anticipó que el Plan Siderúrgico Nacional demandará una inversión de 410 millones de dólares en su primera etapa.
El objetivo del proyecto es industrializar el hierro del Mutún, que consiste en tres fases que serán ejecutadas hasta 2025.
El Ministerio de Minería, el 6 de abril pasado, informó que se invitó a siete empresas extranjeras, entre privadas y públicas, con el fin de que presenten propuestas para poner en marcha el emprendimiento. Hasta esa fecha dos de las siete empresas invitadas visitaron el país con sus propios técnicos para evaluar el proyecto en los yacimientos de hierro del Mutún.
Las ofertas deben incluir la producción de acero esponja para el mercado interno y externo, señala una nota de prensa.

El Gobierno gestiona de China $us 409 millones para el Mutún

La industrialización del hierro del Mutún, Santa Cruz, demandará una inversión de $us 409 millones, recursos que el Gobierno gestiona de China para ejecutar el proyecto estratégico.
El ministro de Planificación del Desarrollo, René Orellana, informó que se tienen importantes avances para acceder a créditos de un banco estatal Chino para industrializar el hierro boliviano.
“En el caso del Mutún tenemos una inversión importante, son 409 millones de dólares”,informó Orellana.
Explicó que recibieron propuestas de empresas chinas con gran capacidad técnica y el Gobierno Chino estableció las relaciones de trabajo con esas firmas.
Por el momento, la autoridad dijo que están negociando las tasas de interés de los créditos para adjudicar a una empresa China que contribuya con su tecnología en la industrialización del hierro.
“El interés nuestro es que el Mutún sea un centro siderúrgico industrial en nuestro país para producir hierro destinado a la construcción”, dijo Orellana.
En ese contexto indicó que una vez que se tenga mayor avance para acceder al crédito de China, se conversará con la empresa que se adjudicará el proyecto estatal.
Para desarrollar este proyecto se debe construir la vía férrea entre Motacucito - Puerto Busch de 130 kilómetros para transportar el hierro de exportación.
El ministro de Minería, César Navarro, expresó que el proyecto de industrialización del Mutún establece la producción de hierro de acero para cubrir el 60% que demanda la actividad de la construcción a nivel nacional.
Se prevé la construcción de la infraestructura industrial en los próximos dos años y luego se atenderá la demanda interna para el 2019 ó 2020.
 También se prevé exportar hierro a los países vecinos.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Video La cooperación china financiará el 85% de la explotación de hierro el Mutún

jueves, 30 de abril de 2015

China ratifica crédito para proyecto Mutún

El Gobierno de China confirmó la entrega de un crédito de $us 500 millones para ejecutar proyectos en la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) del departamento de Santa Cruz, informó una fuente oficial.

Los recursos se destinarán en la construcción de una carretera de acceso a la empresa, puertos para la exportación de hierro, además se instalará una industria siderúrgica.

El embajador de la República Popular China en Bolivia, Wu Yuanshan, afirmó que el mes de mayo se suscribirá otros acuerdos entre ambos países.

En días pasados el ministro de Planificación, René Orellana, confirmó su viaje al país oriental a fin de viabilizar el cierre de acuerdos para la construcción de más carreteras, vías férreas y otros.

El Gobierno boliviano solicitó en septiembre de 2014 a China $us 3.000 millones para financiar cuatro proyectos de infraestructura.

domingo, 26 de abril de 2015

Expertos proponen planta de siderurgia básica


UNA PLANTA DE 200.000 TONELADAS ES LA MÁS PEQUEÑA EN EL MERCADO MUNDIAL. GALERÍA(2)
[Move to Panel 1]

“Sólo hay buscar la tecnología adecuada, pero en esta materia no hay lugar a errores”, coincidieron dos especialistas que participaron en un foro organizado esta semana por la Academia Nacional de Ciencias. La vida útil de la planta es de 50 años. El planteamiento fue formulado durante el evento organizado por el grupo “Alpha” y que versó sobre el futuro de la siderurgia en Bolivia. La ponencia principal estuvo a cargo del experto Santiago Bustillos.

DEFINICIONES

El Gobierno parece que ya tomó una definición sobre la tecnología a utilizarse para establecer la industria siderúrgica básica en el país, cuya ubicación sería Puerto Suárez, mientras tanto los profesionales del denominado grupo “Alpha” plantea otras alternativas que podría ser más viable, pero que requerirá de un análisis más profundo. La proximidad a fuentes de agua resulta clave para el funcionamiento del proyecto.

UNIVERSIDADES

El Gobierno se habría reunido con las universidades del país para elaborar propuestas respecto al desarrollo de los yacimientos del Mutún y la implementación de una planta siderurgia, así como un análisis de las proyecciones del mercado. Los resultados del encuentro, según Bustillos, consideran prioritario el mercado interno, y la aplicación de la tecnología HyL3.

Bustillos en su exposición planteó la tecnología Itmk3, así como el uso de carbón vegetal y gas natural como reductores del mineral de hierro a fin de producir palanquillas y otros productos intermedios.

TECNOLOGÍA

La inversión la tecnología propuesta estaría alrededor de $us 200 millones, pero a esta cifra se añadiría otros inversiones complementarias que hacen a la industria, por lo que el costo podría elevarse a $us 500 millones. Bustillos aseveró que la elección del paquete tecnológico dependerá de la calidad de materia prima disponible.

MUTÚN

Bustillos señala que el yacimiento del Mutún es accesible por lo que considera un tipo de producción a cielo abierto (open pit) y que no requiere de mucho tratamiento para la reducción directa. El destino de la producción sería el mercado interno para cubrir parte de la demanda de derivados del hierro.

También propuso el uso de la tecnología de Alto Horno para el tratamiento del mineral, que casi seguiría el mismo proceso de la tecnología ITmk3.

FUENTES COMBINADAS

La propuesta es el uso de carbón vegetal y gas natural. Y que en el caso del primero, el manejo sostenible por cuanto las plantaciones forestales pueden permitir su sostenibilidad. Sugirió el eucalipto para esa finalidad.

José Antonio Balderrama, miembro del mismo grupo, se refirió a la cuestión medioambiental y la siembra y tala de árboles. Dijo que en Brasil se creó un bosque destinado a la provisión de carbón vegetal, y la tala se hace por partes; y también informó que Bolivia, al presente, exporta estos recursos naturales al vecino país.

DIMENSIÓN

La propuesta de una industria siderúrgica en pequeña escala permitiría a Bolivia abastecer su mercado interno, y luego pensar en el mercado internacional, aunque señalaron ambos expertos que aún son inviables inversiones de magnitud porque la producción no sería competitiva.

FINANCIAMIENTO

En relación al financiamiento de la miniplanta, tanto Bustillos como Balderrama plantearon que a la empresa que se adjudique el proyecto se puede proponer un esquema de joint venture (riesgo compartido) o de venta futura de mineral a cambio de su participación en el proyecto.

Mencionaron la existencia de otros yacimientos en el país con potencial, por lo que en materia de reservas se garantizaría el mineral de hierro o materia prima a cuyas propiedades deberá adecuarse la tecnología seleccionada.